CGT Delphi Cádiz
[PORTADA] :: Foros :: Inscribirse/Recibir novedades :: Redacción :: Contactar :: Toda la Web :: Seguir la vida del sitio RSS 2.0
Estás aquí: Portada > DTS > Torrot cancela la fábrica del Velocípedo en la Zona Franca de
Torrot cancela la fábrica del Velocípedo en la Zona Franca de Cádiz
Las ayudas de la Generalitat decantan la balanza a favor de la planta de Salt (Gerona), según fuentes cercanas a la operación
Jueves 27 de febrero de 2020, por CGT DELPHI
0 comentarios   

Cádiz dice adiós al proyecto del Velocípedo. Torrot ha decidido dar carpetazo a la fábrica que pretendía construir en las antiguas naves de Altadis de la Zona Franca y trasladar la producción de este triciclo eléctrico a su factoría de Salt (Gerona), que acaba de volver a la actividad tras el incendio que sufrió en mayo de 2018.

La empresa controlada por el fondo Black Toro Capital ha revocado sus planes en Cádiz después de que la Generalitat esté dispuesta a facilitar ayudas para atraer esta inversión industrial a Cataluña, según confirmaron fuentes cercanas a la operación. A ello se suma “el incumplimiento por parte de la Junta de Andalucía” de sus compromisos en materia de incentivos a la planta de la Zona Franca y el impacto del siniestro de la fábrica gerundense en las cuentas de la empresa, según las mismas fuentes. Torrot había invertido ya más de tres millones de euros en el desarrollo de Velocípedo y un millón de euros en la reforma de las naves de Altadis, que ahora revierten a la Zona Franca. Además, recibió 8,5 millones de euros en forma de crédito blando a cargo del Plan Reindus del Ministerio de Industria que tendrá que revocar en los próximos meses para proceder a su reintegración, añadieron las mismas fuentes. Las obras se paralizaron el pasado mes de julio y se presentó un ERE temporal para los trabajadores contratados en Cádiz que ahora se ha convertido en extintivo.

La empresa catalana ha renovado su equipo directivo con la incorporación como director general de José Antonio Lombardía, ex director de cliente de la cadena de supermercados Dia, según informó esta semana el diario Expansión. Con la reactivación de su fábrica de Salt, la compañía prevé producir este año más de 7.000 motos con la marca Torrot y otras 3.000 motos de trial con la marca Gas Gas, donde KTM tomó el año pasado una participación de control tras adquirir el 60%.

Las previsiones contrastan con las cifras de 2019, año en el que se desplomó el número de unidades ensambladas por debajo de las 1.600, un 83% menos que en 2017, último ejercicio completo antes del incendio. Según Expansión, Torrot confía en facturar este año 45 millones de euros, multiplicando por cinco los ingresos de 2019.

"Paro técnico temporal" Black Toro Capital anunció el pasado mes de octubre “un paro técnico temporal” en el proyecto del Velocípedo, que cifraba en “tres a seis meses”, por el incendio de Salt. El siniestro “afectó de manera dramática a la sección de producción de vehículos eléctricos”. “Este incendio ha tenido un efecto cadena en el desarrollo de la cadena productiva, ha afectado al cumplimiento de pedidos y ha impactado inevitablemente en las previsiones financieras de la empresa”, señaló la empresa.

KTM se desvinculó del proyecto de Cádiz aunque garantizó la continudad de la planta de Salt. “Esta alianza entre Black Toro Capital y KTM sólo abarca a Gas Gas”, señaló en septiembre Hubert Trunkenpolz, miembro del consejo directivo de KTM. “Torrot y sus productos no forman parte de la empresa conjunta con Black Toro Capital”, agregó el ejecutivo, que insistió en que la planta de Cádiz sólo será usada por Torrot y “por consiguiente, no entra dentro de la ‘joint venture’”.

La incorporación de José Antonio Lombardía es una muestra del golpe de timón que dio Black Toro Capital en la gestión de Torrot. En octubre relevó al hasta entonces consejero delegado, Iván Contreras, que había sido la cara visible del proyecto en Cádiz a lo largo de los últimos meses. Sus funciones fueron asumidas por Enrique Sanz, director de Operaciones de Black Toro Capital, y especialista en reestructuraciones empresariales.

Desde Black Toro Capital, –que es también accionista significativo de Airtificial, compañía presidida por Rafael Contreras, primo de Iván Contreras– se insistió entonces en que cuando rescató a Torrot y a GasGas en 2014, ambas compañías se encontraban “en una delicada situación tanto financiera como de productos”, facturando apenas 400.000 euros. El principal accionista de Torrot también “valoró y agradeció las ayudas y el apoyo recibido por parte de la Junta de Andalucía, la ciudad de Cádiz y el Ministerio de Industria”.

La factoría se iba a convertir en su “centro de industria conectada 4.0”. según indicó Iván Contreras, en el acto con el que se ofició el inicio de las obras en febrero de 2019 y que contó con la presencia del vicepresidente de la Junta, Elías Bendodo, y el consejero de Economía, Rogelio Velasco, así como el alcalde de Cádiz, José Maria Gonzalez, entre otras autoridades

Comentar este artículo
Esqueleto "AulaLibre 3.0" desarrollado por   CGT  para SPIP | Con   FIREFOX  nos veremos mejor ;-)
Creative Commons License Los contenidos de este sitio están bajo una licencia de Creative Commons.